¿Cómo elegir el teléfono celular adecuado?

18.09.2017

Columna de opinión publicada en la revista Cooltura, por Facundo Rodriguez Iannello  

Es la duda que nos surge a todos al momento de pensar en que smartphone comprar, ya que son tantas las marcas y modelos disponibles que no sabemos con cual quedarnos. A diario hay personas que me realizan la misma pregunta: ¿Qué teléfono me conviene comprar? Mi respuesta es siempre la misma: "depende para que lo necesites". La respuesta tal vez parezca demasiado tajante y desinteresada, pero lo cierto es que es el dato primordial para dar con la respuesta que muchos buscan. Lo primero y más importante es saber que uso principal le daremos -más allá del uso lógico y obvio que es hablar por teléfono, claro- porque podemos utilizarlo para correr juegos con gráficos en HD, tomar fotografías importantes o bien para trabajar, usando nuestro dispositivo como una oficina móvil. Por ello veo muy razonable que los separemos en al menos tres categorías y les brinde las características recomendadas, obviando marcas y modelos, para que los usuarios puedan investigar y elegir libremente. Juegos: es importante contar con un procesador potente y buena memoria ram, ya que esto será fundamental a la hora de correr un juego con buenos gráficos, recomiendo como mínimo un procesador quad-core y 4gb de ram, lo cual permitirá que los principales juegos funcionen de manera adecuada. Actualmente existen teléfonos para gamers con 8gb de ram, procesador octa-core, pantalla QHD y posibilidad de conectarlos a un joystick.Fotografía: no hace falta ser un especialista en fotografía para saber que la cantidad de megapíxeles, flash y el sensor que trae la cámara de un celular, es lo que definen la calidad de la misma. Generalmente con 12mp ya es suficiente para tomar una buena fotografía aunque los hay de 20mp y 40mp también, tenemos que tener en cuenta siempre el estabilizador de imagen, el autofoco y que el flash sea doble led. En cuanto a las famosas "selfies" hay teléfonos que cuentan con un gran angular en su cámara frontal, lo que ayuda a tomar una imagen más "amplia".Trabajo: si salís a trabajar a la mañana y volver a la noche, hablas sin parar e intercambias muchos mails por día, el smartphone adecuado para vos es uno que tenga batería de alta duración. La capacidad de la batería se miden en la cantidad de miliamperios por hora (mAh) que puede proporcionar la misma, actualmente nos encontramos con que el promedio de teléfonos posee baterías de unos 2.200 mAh, por lo que recomiendo para estos casos teléfonos de 5.000 mAh en delante, los hay de 5100, 6.000 , 7100 e inclusive 10.000 mAh en el mercado, con estos valores una carga completa debería durarles entre 3 y 5 días al menos. Estas son las tres principales categorías que pueden requerir un modelo especial para satisfacer sus necesidades, claro que hay otros usos pero son bastante similares y con un teléfono promedio podemos cubrirlos tranquilamente. Entre los principales sistemas operativos existen iOS, Windows Phone y Android, este último con la mayor cantidad de usuarios en todo el mundo. Hay un tema frecuente y por el cual escucho siempre la misma frase: "mi teléfono se pone lento" y es algo que realmente en ocasiones nos desespera. Para evitar esto que es necesario contar con un aceptable, al menos de cuatro núcleos, pero encuentro aún más importante la cantidad de memoria RAM que posea el equipo, recomiendo un mínimo de 4gb- ya que esto evitara esos "cuelgues" que despiertan nuestra ira. Dependiendo la edad de la persona, se valoran diferentes factores, a los adolescentes les atraen los teléfonos más estéticos y de moda (como el de la famosa manzanita), a los adultos los más potentes y con mayor duración de la batería, y los adultos mayores sin duda los prefieren simples y de fácil manejo. No hay un teléfono perfecto, hay equipos que se adaptan para cada necesidad. Ya les brinde las herramientas necesarias, sin direccionar hacia ninguna marca ni modelo- para que al momento de comprar un teléfono puedan investigar ustedes mismos sus características y poder elegir con buen criterio.