Los talleres de robótica de la ULP llegaron al Barrio Serranías Puntanas

17.10.2017

En esta oportunidad, los destinatarios fueron los alumnos de la EPA N° 16 "María Delia Gatica de Montiveros". Con actividades didácticas que pusieron a prueba la creatividad y el trabajo en equipo de los chicos, la Universidad de La Punta ofreció una inolvidable jornada de robótica. 

Los chicos de la Escuela "María Delia Gatica de Montiveros" vivieron una jornada a pura diversión y entretenimiento con la robótica de la ULP

Desde que el Gobierno de San Luis apostó a incluir herramientas de aprendizaje en la educación, las aulas puntanas se transforman a través de iniciativas como la robótica. En esta oportunidad, la Universidad de La Punta (ULP) llegó con una jornada tecnológica a la Escuela Pública Autogestionada Nº 16 "María Delia Gatica de Montiveros", ubicada en el Barrio Serranías Puntanas, de la que participaron alumnos de 1º a 6º grado.

"Es la primera vez que llegamos a esta escuela. Estamos muy contentos de que docentes y alumnos puedan comenzar a aplicar la robótica en el aula. La robótica hace que las clases sean más entretenidas y que los chicos se vayan metiendo en el trabajo colaborativo y en el mundo de las ciencias de la ingeniería", expresó el secretario de Extensión de la ULP, Paulino Gómez Miranda.

En la actividad organizada por la ULP, los chicos pusieron a prueba la creatividad y el trabajo en equipo, mediante la construcción de animales y personajes con las piezas de los kits de robótica. Además, trabajaron con los robots de sumo, autos a control remoto e incursionaron en programación, electrónica y mecánica -los pilares de la disciplina- de la mano de los instructores de la Universidad.

"En noviembre vamos a organizar capacitaciones destinadas a docentes, para luego entregar kits a la escuela. Tanto ellos como los chicos están muy entusiasmados con esta iniciativa", comentaron desde el Programa Robótica de la ULP.

Por su parte, la directora de la institución, Irene Benegas, manifestó: "Los chicos quedaron fascinados; trabajaron muy bien en todas las aulas. Algunos lloraban porque había terminado la hora de robótica, fue muy buena recepción de los alumnos. Todos los que trabajamos en educación sabemos que hay que desarrollar el pensamiento computacional como un eje transversal y de cara al futuro. En este camino estamos con la ayuda de la ULP.

Sobre su experiencia, Ulises Ferreyra (7) y Maximiliano López (8), alumnos de 2° grado del establecimiento educativo, se refirieron a las actividades que realizaron con los diferentes kits: "Armamos una casa con puertas y ventanas, y un perro con su casita. También hicimos un muñeco lego. Nos gustó mucho lo que trajeron a la escuela para enseñarnos sobre robótica. Fue muy divertido todo".