Redes sociales para encontrarse

25.10.2017

Columna de opinión publicada en la revista Cooltura, por Facundo Rodriguez Iannello 

Hace un tiempo atrás escuchábamos hablar de clubes "solos y solas" donde personas sin compañía podían encontrarse para conocerse entre sí, ya sea para una relación de amistad, pasajera o tal vez encontrar al amor de sus vidas. Como todo evoluciona, en la actualidad están disponibles estos mismos clubes, básicamente con el mismo objetivo e idea, pero virtuales. Los expertos indican que este fenómeno nace en gran medida por el poco tiempo que poseen las personas debido a muchas horas de trabajo, la excesiva timidez o también a causa de que se ha ido perdiendo la capacidad de sociabilizar, el contacto directo que llamamos "cara a cara".

Muchas relaciones se logran a través de las principales apps de mensajería como Whatsapp, Line o WeChat, pero para esto debemos tener un contacto previo con la persona, conocerla y saber su número telefónico. Si el objetivo específico es conocer gente nueva y en lo posible acordar una cita, las principales redes sociales para esto son Tinder, Badoo y Lovoo, muy similares entre ellas y con millones de usuario en todo el mundo.

Aclarando dudas. ¿Cómo funcionan? Como cualquier otra red social, nos da la oportunidad de registrarnos con nuestros datos personales (nombre y apellido, mail, teléfono, ciudad) y ahí comenzaremos la aventura de describirnos, agregaremos fotos, personalidad, hobbies, intereses, y toda información que nos ayude a encontrar a nuestra media naranja. Al completarse nuestro perfil nos dará la opción de buscar personas donde dependiendo la red social es la modalidad, la más utilizada es la posibilidad de buscar personas a través de nuestro GPS pudiendo identificar los usuarios que estén cerca nuestro en un rango de kilómetros según lo configuremos, luego podemos dar el visto bueno al perfil si nos interesa por su foto y en el caso de haber coincidencia en la elección, nos dará la posibilidad de chatear en tiempo real o intercambiar mensajes privados.

¿Es seguro? Como todo espacio virtual ideado para las relaciones humanas siempre se deberá tener ciertos recaudos a la hora de proporcionar información. Se recomienda utilizar mucho el sentido común y estar muy seguros sobre la persona antes de acordar una cita, intercambiar números telefónicos o dar nuestra dirección. Si tenemos la posibilidad de acceder a su nombre podemos buscar por ejemplo su perfil en Facebook, de tenerlo seguramente podremos hacernos de mejor información sobre su persona, amistades, familia, etc. Siempre debemos tener en cuenta que como en todo grupo social virtual, existe gente con malas intenciones y crean perfiles falsos para lograr contactar posibles víctimas de robos, abusos, secuestros, etc. Es importante aclarar que esta nueva modalidad en un comienzo fue casi exclusiva de los jóvenes pero con el correr del tiempo se fueron sumando adultos y personas mayores, actualmente según información brindada por las mismas empresas el segmento está repartido en un grupo etario muy diverso.

Hoy vivimos en un mundo acelerado, con excesivas horas laborales y poco tiempo para las relaciones sociales, envueltos en una vorágine donde todo sucede de manera veloz, ya, de inmediato. Esto nos pone a pensar en que las formas no importan, cara a cara o de manera virtual, lo importante es que las personas puedan encontrarse, conocerse, compartir y ser felices.