Guerra de gigantes

18.01.2018

Columna de opinión publicada en la Revista Cooltura, por Facundo Rodriguez Iannello  

Los equipos de telefonía celular ocupan un destacado lugar en el mercado de la tecnología, si tenemos en cuenta que en mayo de 2017 se llegó a los 5.000 millones de líneas activas en el mundo, podemos entender fácilmente el porqué de la importancia de este segmento. Debido a esto, frecuentemente surgen nuevos modelos superadores a los anteriores, lo cual -como he explicado en otra columna- nos genera esa sensación de nunca tener lo más avanzado, por el contrario, vemos que al menos dos veces al año aparece un smartphone de la misma marca que nuestro teléfono, con mejores características, despertando esa "necesidad" de comprarlo.

En este sentido, el 2018 promete ser un año donde las principales compañías fabricantes de teléfonos inteligentes deberán dar lo mejor de sí para lograr ser líderes en ventas. Samsung es, desde hace varios años, el mayor fabricante. Sólo a principios del 2017 Apple logró arrebatarle momentáneamente el primer lugar, gracias a la gran cantidad teléfonos IPhone que logró vender en las fiestas de fin de año. Situación que fue subsanada por Samsung en el primer trimestre de ese año, recuperando rápidamente el puesto número uno, "todo se normalizó" alardeaban desde el gigante surcoreano.

Para el cierre del año, si vemos el ranking de las tres principales compañías, nos encontramos primero a Samsung que mantiene el 22,8% del mercado, seguido por Apple con el 14,9% y luego a la empresa china Huawei con un 14,9%, que por momentos logró quedarse con el segundo lugar, según detalla un informe publicado por la consulta IDC.

Sin dudas que Huawei ha sido la revelación del 2017, con un crecimiento realmente asombroso ha logrado ubicarse como la marca más valiosa en China y entre las 50 más importantes a nivel global. Esto se debe en gran parte a una estrategia de marketing muy agresiva, realizando publicidad en cartelería, televisión, inclusive en indumentaria deportiva; pero también es debido a que fabrican y ponen a la venta dispositivos a un precio menor que sus principales competidores, con características que nada tienen que envidiarles. Para este año la empresa china promete destronar del segundo lugar a Apple y batallar mano a mano con Samsung, con el lanzamiento de nuevos equipos que aún no han revelado.

Este año será muy reñido en el mercado de ventas de teléfonos inteligentes y se presentarán muchos avances, equipos con pantallas grandes, con mejor resolución, más resistentes y flexibles, procesadores más modernos y potentes, baterías con mayor autonomía y cargadores inalámbricos serán -sin dudas- las principales características que ofrecerán los fabricantes que buscan quedarse con el primer lugar en ventas. Estaremos atentos a lo que pasa con esta "carrera" por liderar los primeros lugares del mercado de smartphones, ¿serán Samsung, Apple y Huawei los líderes mundiales o tendremos alguna sorpresa?