Siempre un paso adelante

23.07.2018

Columna de opinión publicada en la Revista Cooltura, por Facundo Rodriguez Iannello 

Nuestra provincia es referente en diferentes aspectos a nivel nacional e internacional: en lo económico, social, transformación educativa y sobre todo en materia tecnológica. Esto es sencillo de corroborar, ya que además de estar a la vista, cada vez que viajamos a algún lugar recibimos comentarios como: "Qué lindo está San Luis", "Allá ustedes allá están bien" "He escuchado mucho de San Luis, tengo que ir a conocer". De allí surge el llamado "turismo de comprobación" que sucede cuando una persona viaja a San Luis como turista para evidenciar que los comentarios recibidos sean ciertos.

En este aspecto, puedo afirmar que nuestra provincia es modelo es materia tecnológica. Todo comenzó con el sueño y posterior concreción de la Autopista de la Información, que funciona como centro neurálgico de la red de wifi gratuito y los diferentes servicios sociales-digitales que se brindan a través de internet, una gran oficina de almacenamiento y procesamiento de datos, que cumple con todas las normas internacionales de seguridad que lugares de este tipo requieren. Luego comenzaron diferentes iniciativas (que por una cuestión de espacio intentaré resumir). En un principio, se construyó una red de wifi gratuita en el territorio puntano que con el correr del tiempo ha ido sumando kilómetros de fibra óptica y puntos de acceso, la cual sigue creciendo de manera frecuente. Recién ahora otras provincias y Capital Federal están comenzando a evaluar la posibilidad de hacerlo. Sí, unos diez años después. 

Con la idea de incluir digitalmente y siguiendo un PLAN serio, se comenzó con la entrega de netbooks a los chicos de nuestra provincia, para darles acceso a la enciclopedia mundial que significa internet, sigo insistiendo con que esto es parte de un PLAN, ya que sin brindarles conectividad de nada serviría. Años después el gobierno nacional imitó esta iniciativa y comenzó a entregar este mismo dispositivo, obviamente que sin el respaldo que se le dio en San Luis, sin conectividad y sin soporte técnico, lo que veo como algo más electoralista que inclusivo. Posteriormente y en simultaneo se creó la firma digital (mediante una ley sancionada en la provincia) y la Cedula de Identidad Provincial Electrónica, quien es la que porta esta firma, que además de permitir identificar a una persona de manera física, lo dota a un habitante de una identidad digital. A la fecha, en la Argentina no existe ningún otro gobierno que haya implementado algo ni siquiera similar. 

Gracias a estos avances, en el año 2010 se pudo implementar la digitalización del estado, lo que llevo a lograr eliminar el papel de la administración pública. Actualmente se imprimen muy pocos documentos, todo expediente comienza y finaliza de manera 100% digital, con lo que se ha ahorrado mucho dinero en insumos, se acotaron tiempos de gestión y se logró brindar una mayor transparencia en distintos procesos. 

Hace algunas semanas veía con mucho asombro como el Ministro de Modernización de la Nación, Andrés Ibarra, anunciaba que dictará un decreto para profundizar la despapelización del Estado. No informó en que grado de avance se encuentra dicho trabajo, lo cual ya empieza a ser una constante en el Gobierno Nacional. Si la idea es "profundizar" deberían comunicar en qué estado se encuentra actualmente. Además, un ministerio que lleva ese nombre debería anunciar algo realmente innovador ¿sabrán que en San Luis ya se hizo hace años?

Teniendo en cuenta estos antecedentes no hace falta aclarar porque que San Luis está siempre varios pasos por delante, gestionado iniciativas que con el tiempo imitan (o intentan) otras provincias o la nación, ya que muchas veces fracasan en el intento. No debería ser tan difícil para ellos, sería mucho más sincero y ahorrarían costos, si vinieran a San Luis y pidieran asesoramiento sobre cual es la mejor forma de aplicar cada política digital. Muchachos, funcionarios nacionales, dejen la soberbia de lado y consulten, no nos ninguneen más por ser del interior, los puntanos sabemos hacer las cosas muy bien.